jueves, 2 de diciembre de 2010

A "Amalia"

Estoy siendo todo lo diplomática y correcta que puedo llegar a ser.
Estoy teniendo tanta paciencia que creo que me va a salir una hernia de contener las ganas de soltar lo que pienso.
Cada vez que te llamo, acabo con los labios quemados de tanto mordérmelos.
Pero la paciencia se acaba y la mía va camino de estallar de muy mala manera.
Me arde... la sangre me arde cuando te escucho con esa pasividad...

Dos años! Dos años te estás pasando para pagar una factura! Y encima tienes el morro de decirme que no puedes ni pagar 10€ a la semana??? Cómo que no puedes pagar 10€ cada semana! Si lo hubieras hecho desde el principio, ya haría meses que tendrías saldada tu deuda!

Tienes suerte de no estar en la misma provincia que yo. Tranquila... no soy de las que arreglan los problemas con la fuerza bruta, aunque si escribiera lo que me haces pensar cuando hablo contigo por teléfono, me tendrían que meter en la cárcel!

No soporto a la gente como tú! No puedo comprender que alguien compre sin tener con qué pagar! No me entra en la cabeza!

No puedo desearte que te gastes en medicinas lo que me debes... porque todavía no he llegado a odiar tanto como para desearle mal alguno a nadie...  pero tengo ganas de que me pagues de una vez para poder soltarte un par de gritos por teléfono y desahogarme de una vez!


Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah!!!!!


4 comentarios:

  1. La gent té un morro que tela! Nosaltres també tenim algun client d'aquests i realment tinc curiositat per saber que coi tenen al cap en comptes de neurones ...

    ResponderEliminar
  2. Uffff, calla, calla, no me hables de impagados...
    ¡Santa paciencia jamía!

    ResponderEliminar
  3. Pues yo si que deseo que cierto personaje se lo gaste en medicinas para su estomago, te lo juro, lo siento en el alma pero no puedo desarle otra cosa ahora mismo .

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué morro tienen algunos/as!

    Si no puedes pagar...NO COMPRES!!!

    ResponderEliminar

Cuéntame!